YO SOY LA LUZ DEL MUNDO JUAN 8:12

Sobre Nosotros

La Iglesia Menonita Faro de Salvación lleva 34 años sirviéndole a Dios y al pueblo de Ponce a travpastorés del la gran comision de nuestro Señor Jesucristo y de nuestros servicios comunitarios. Su pastor Demetrio Flores (chiro) y su esposa les extienden una invitación para que compartas con nosotros de nuestro programa de servicios. Contamos con nuestro proyecto comunitario que brinda diversos servicios al área sur. Puedes visitar nuestra pagina de internet en nuestros enlaces de interes.

Nuestra iglesia cuenta con profesionales que mantienen orientados a los matrimonios, las mujeres y los hombres. Tenemos reunion de jovenes todos los miercoles a las 7:00 pm donde comparten de diferentes actividades en un ambiente sano y seguro. Contamos con el grupo de ADC Adoradores de Cristo para niños de 5 años hasta los 11 años.

Un poco de historia:

A Puerto Rico llegan los primeros Menonitas provenientes de los Estados Unidos para el año 1943 concentrando su trabajo en las áreas montañosas de la isla, como: Coamo, La Plata, Cayey y Aibonito.

Para el año 1974 llega al área de Ponce una misionera americana llamada Gladys Widmer. Con el propósito de ayudar a los mas sufridos y necesitados de este pueblo educando, curando enfermos y llevando las buenas nuevas de salvación de nuestro Señor Jesucristo, así comienzan los primeros pasos de la Iglesia Menonita Faro de Slavaión.

Mas Historia

Los menonitas han existido por 500 años. Los primeros líderes rechazaron el poder que la unión de iglesia y estado ejercía sobre sus vidas individuales. Sus ideas e insistencia sobre la separación de iglesia y estado tienen la misma importancia hoy en un período de terrorismo y de reacciones gubernamentales que suprimen los derechos de individuos y comunidades disidentes.

Algunos menonitas conservadores y amish todavía tratan de vivir sencillamente en comunidades agrícolas sin aprovechar los beneficios del poder eléctrico y automóviles. Sin embargo, la mayoría de los menonitas no llevan esa clase de vida. La verdad es que somos personas bastante ordinarias. Usted puede encontrar congregaciones vibrantes y crecientes por todas partes, desde los pueblos y ciudades pequeñas hasta casi todas las ciudades mayores en la América del Norte. La Ciudad de Nueva York, por ejemplo, tienen más de 20 congregaciones menonitas.

Los menonitas creen en la centralidad y la inspiración de la Biblia y en Jesucristo como él que fue enviado por Dios para efectuar la reconciliación entre el creador y el mundo quebrantado. Los menonitas comparten las creencias centrales con los cristianos de las iglesias católicas, protestantes y evangélicas. Enfatizamos las conexiones entre la fe, las palabras y los hechos. Creemos que el bautismo y la membresía en la iglesia deben ser voluntarios.

mennonLos menonitas creen que una vida de pacificación es factible. Por ser Dios amante y justo, los menonitas sienten el llamado de vivir de una manera que refleja esta realidad. Creemos que la paz y la integridad son posibilidades realizables en la actualidad. Dios desea que vivamos aquí y ahora de esa manera, y hemos recibido todas las herramientas necesarias para llevar a cabo tal vida por medio de la fe en Jesucristo. El vivir como pacificadores en tiempo de guerra no es fácil porque muchas personas de nuestra sociedad creen que no es razonable rehusar defender la patria y a sí mismo frente a la agresión.

1525 La iglesia menonita como parte del movimiento anabautista (se refiere a los que rebautizan) nació durante la Reforma en el norte de Europa. Ellos rehusaron reconocer una iglesia y un sistema gubernativo que obligaba a la gente a aceptar una religión determinada. “La verdadera fe”, según ellos, “es voluntaria.”

Los menonitas (y los amish que también eran anabautistas) inmigraron a Pensilvania por la invitación de Guillermo Penn—“para poder vivir y adorar en paz”. La primera casa de reuniones se edificó en Germantown (Filadelphia), Pensilvania en 1683.

1700-2000 Grupos subsecuentes de menonitas y amish llegaron de la región del Alto Rin de Alemania y poblaron las regiones de los Grandes Lagos y el

Mediooeste. Más tarde llegaron de Europa oriental y Ucrania. Ellos formaron colonias en las grandes llanuras del Canadá y los Estados Unidos.

1914-1945 Por el deseo de mantener una ética de paz, la mayoría de los menonitas rehusaron servir en el militar durante la Primera Guerra Mundial. Algunos conscriptos jóvenes pasaron todo el período de la duración del conflicto en la cárcel.

En la época de la Segunda Guerra Mundial un programa que reconoció a los objetores de conciencia fue establecido y miles de objetores de conciencia, menonitas y otros, trabajaron en tareas especiales como, por ejemplo, hospitales de salud mental. Un resultado de esta experiencia era una revolución en el cuidado y en la comprensión de los enfermos mentales.

1950-2000 Un resultado de estos encuentros era una concientización más pronunciada de las necesidades de la sociedad y un deseo de proveer una presencia creativa y positiva dentro de nuestra cultura. Durante los últimos 50 años miles de menonitas han descubierto la manera de servir en la comunidad como voluntarios como, por ejemplo, por hacer la limpieza después de un desastre, por contribuir al desarrollo al nivel internacional y por obras que promueven la salud.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.